Culleredo 72 –  Gijón Basket 84

Las vacaciones de navidad no sentaron bien al conjunto Cullerdense. No vimos al equipo al de los cuatro últimos partidos, que se contaban por victorias.

Estuvo falto de ritmo de competición después de tantos días y muy fallón en los primeros compases del partido. Se contabilizaban fallos en acciones bajo aro que se presumían fáciles y que hacían que los visitantes cogieran una distancia de 12 puntos en el marcador 2-14. A partir de ese momento fue un continuó remar contra corriente, con más voluntad que acierto.

A esto añadimos la ausencia de Connor Murthag retenido en Reino Unido por el cierre de fronteras, unos árbitros completamente desacertados, con la mala suerte de que los desaciertos caían casi siempre sobre los de casa y el buen partido de los gijoneses con Fernández Noval y Jose Antonio López como estiletes.

Pese a todo en el último cuarto, a base de defensa, pundonor y una pequeña racha de acierto, los de KFC se colocaron a 6 puntos 68 – 74 y posesión, con poco más de cinco minutos para el final. El ansia por querer darle la vuelta al partido los lleva hacer tiros precipitados que unidos al acierto visitante, hacen que se vuelva a la decena de puntos a favor de los de Gijón en el marcador.

Al final 72 – 84. Este partido ya es pasado, aprender de los errores, entrenar duro para recuperar sensaciones, retomar lo antes posible el ritmo de competición y pensar ya en el próximo partido en León, son las claves para competir al máximo contra el ULE Basket León.

NOTICIAS RELACIONADAS

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en mas Información