KFC CULLE EBA. DOLOROSA DERROTA.

Sabíamos de la dificultad del partido, y del hándicap que supone jugar contra un Equipo joven y que nunca tiene nada que perder, pero no fue nuestro día y los estudiantiles consiguieron una merecida victoria.

 

Empieza el partido con muchas imprecisiones, precipitando tiros  y constándole a los dos equipos anotar, más por fallos propios que por aciertos defensivos del rival, 13 – 15 al final del cuarto.

En el segundo cuarto parecía que entrabamos en el partido y que controlábamos el tempo, pero lo cierto es que cada  rebote defensivo de estudiantes o cada robo de balón se convertía en situación de contraataque mal defendida, que nos llevaba a no poder tomar distancia en el marcador y nos costaba mucho anotar. Seguíamos fallando cantidad de situaciones cómodas.

Tras el descanso, en el tercer cuarto, nos complicamos más la vida, con una mala lectura del juego de ataque, renunciando a tiros fáciles, perdiendo pases y fallando situaciones de ventaja, mientras el rival nos castigaba corriendo al contraataque, sin que fuéramos capaces de responder. 47-39, al ecuador del cuarto, que se convierten en 15 puntos al final del mismo con un parcial de 22-9, merced a la mala defensa  y los fallos continuos en ataque.

En el último cuarto  y con ya nada que perder, parece que deja de temblar la mano y conseguimos anotar con fluidez. Pero al igual que en los otros cuartos, nuestra defensa deja mucha que desear, sobre todo lo que se refiere a balance defensivo, y a falta de dos minutos los locales  llegan a la máxima diferencia en el marcador 85 – 63, veintidós puntos. Lo que reducía el resto del partido a la lucha por el average, que al final conseguimos mantener, pues en casa  habíamos ganado de 16 puntos  y el marcador final reflejaba 14 puntos para los locales 86 -72.

En rasgos generales nos ha podido la presión, y no conseguimos la fluidez habitual para anotar con regularidad. Agarrotados, no defendimos lo necesario ni supimos leer el partido que nos proponían con su defensa dura y sin complejos a la hora de evitar una canasta. Y como viene siendo habitual, unos se tiran al suelo a pelear un balón y es antideportiva, otros agreden por detrás con un golpe en la cabeza y se salda con una técnica.

Hemos perdido una gran oportunidad, pues una victoria en este partido nos hubiera dado ventaja de un partido sobre nuestros perseguidores. El depender de nosotros mismos si antes era muy difícil, ahora un poquito más, pero también es cierto que nuestras posibilidades siguen intactas y el camino es el mismo, ganar los cuatro partidos que restan, así que superado el disgusto, ya estamos trabajando para ganar el siguiente.

Tampoco esta dolorosa derrota debe empañar el gran trabajo que viene desarrollando el equipo a lo largo de toda la temporada. Ha sido un pequeño aviso, para hacernos más duros y sobreponernos, y en los 4 partidos que restan,  hacer el baloncesto que nos ha llevado a estar entre los mejores de la competición.

Desde aquí, queremos animar a nuestra gran Cullefamilia para lograr llenar las gradas del pabellón de O Burgo en los dos partidos que restan por jugar. El primero el próximo sábado ante el difícil Gijón. Llenemos las gradas para llevar en volandas a nuestros chicos y juntos podamos hacer historia, consiguiendo clasificarnos.

FORZA CULLE!!!!!

NOTICIAS RELACIONADAS

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en mas Información