KFC CULLEREDO EBA. IMPORTANTE VICTORIA.

Desde el inicio, pese a fallar canastas fáciles en el principio del cuarto y a la pérdida de 5 balones, pareció que entendíamos lo que necesitaba el partido; y con ataques estáticos buscando balones en la pintura, para aprovechar la ventaja de centímetros, llegamos al final del cuarto con un prometedor 17 – 10.

En el segundo cuarto, seguimos sin estar muy acertados de cara al aro rival. Mantenemos la compostura en el partido, ampliando la diferencia hasta los trece puntos. Todo discurre de manera tranquila, pero pese a que dominamos el rebote defensivo casi de manera total, 22 rebotes defensivos al descanso, nos vemos incapaces de sacar contraataques claros.

A la vuelta del descanso seguimos fallones en tiros cómodos, entramos demasiado fríos y los visitantes aprovechan para apretar más en defensa y endurecer el partido, consiguiendo recuperar balones y correr al contraataque. Pese a ello y que el partido embarullado por momentos beneficiaba al rival, llegamos al ecuador del cuarto con once puntos de ventaja 45 – 34. Mantenemos la tónica y se llega al final del cuarto con 12 puntos 53 – 41.

Entramos en el último cuarto con una defensa en zona que hace que la ventaja se estire hasta los 18 puntos, 61 -43. Pese a no estar muy acertados en ataque y las excesivas pérdidas de balón (hasta 7 en este cuarto), se mantiene la diferencia que a  1’ 28” del final del partido está en 17 puntos 71 – 54.

Los nuestros con una cierta indolencia, con lo importantes que son los básquet average, ante un rival que parecía más consciente de la importancia y que disputaba cada balón, unida a la falta de intensidad, hace que nos reduzcan la diferencia a 11 puntos 75-64.

Lo mejor del partido sin duda, el conseguir un tercer triunfo consecutivo ante un rival directo. Esto nos sitúa en mitad de la tabla y con balance positivo 5/4.

Lo peor sin duda, la falta de intensidad en muchas fases del choque para aprovechar el dominio del rebote y conseguir canastas en contraataque y las 20 pérdidas de balón, que hacen que nuestro rival consiga canastas fáciles.

 

Mucho trabajo por delante para corregir defectos y minimizar las perdidas,  ante los dos difíciles partidos que nos quedan antes del parón Navideño, ambos fuera de casa, y ante el segundo y tercer clasificado Obradoiro y Porriño.

Tendremos que dar nuestra mejor versión, si queremos competir y tener una mínima oportunidad.

 

 

NOTICIAS RELACIONADAS

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en mas Información